Esta semana me he reunido con la nueva ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, y cuando fui convocado, la cita me despertó la curiosidad por conocer cuáles serán sus líneas de trabajo respecto a la atención al paciente crónico y, concretamente, a las personas con diabetes. Acaba de echar a andar la Legislatura y todavía es demasiado pronto para aventurarse a hacer una valoración al respecto, pero nosotros, desde la Federación Española de Diabetes (FEDE), como representantes del colectivo de personas con esta patología, tenemos la obligación de hacernos escuchar y de trasladar a la Administración Pública nuestras demandas.

Evidentemente como presidente de FEDE, y recientemente también como presidente del Foro Español de Pacientes (FEP), hay una serie de cuestiones que considero fundamentales, entre estas se encuentran:

-. Cambiar el modelo sanitario hacia la cronicidad, conseguir que tengamos todos los españoles una asistencia basada en la equidad de tratamientos, independientemente del lugar de residencia.
-. Mejorar el trato al y con el paciente, siendo este el eje de nuestra sanidad y convirtiéndole, así, en actores y no en meros espectadores.
-. Conseguir que las decisiones del Consejo Interterritorial de Sanidad sean realmente vinculantes para evitar las desigualdades entre CC AA.
-. Y la más importante, bajo mi punto de vista, solicitar un Pacto de Estado por la Sanidad.

Aparte de todos estos retos que tenemos por delante yo, personalmente, me planteo otros objetivos como, por ejemplo, poder contar, a medio - largo plazo, con un registro común de pacientes a nivel estatal; es decir, que podamos viajar a cualquier parte de España y que, por ejemplo, se tenga acceso a nuestro historial médico. A día de hoy esto es imposible, pero desde luego, en plena era digital, no puede resultar una meta inasumible, solo necesitamos la voluntad de todos.

Son cuestiones que, a buen seguro, os resultan muy conocidas y que espero que poco a poco se vayan solucionando. Y por lo que me ha trasladado la ministra hoy, no me cabe la menor duda de que, si todos trabajamos y aportamos en positivo, será una Legislatura productiva y beneficiosa para los pacientes.