6/15/2018

En esta ocasión, me gustaría aprovechar este espacio para hablaros de algo que, poco a poco, se está instaurando en nuestra Sanidad: la participación activa de los pacientes en el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Hace unos diez años, se empezó hablar en Europa de la importancia de tener en cuenta la opinión y la participación de los pacientes en las decisiones o estrategias de la Sanidad. No obstante, en España este proceso se ha desarrollado más recientemente, y de una forma muy lenta y desigual.

Los responsables políticos y sanitarios dicen que los pacientes somos el centro del SNS y, sinceramente, no querría tener que corregirles, pero a mí me gusta más hablar de que los pacientes somos un miembro más de este sistema. No necesitamos ser el centro, necesitamos estar en los organismos donde se toman decisiones sobre la Sanidad. No queremos tener más protagonismo del que debemos, pero sí queremos que, cuando se hable de Sanidad y se tomen decisiones sobre la calidad de la atención sanitaria, siempre - y repito- siempre esté presente un representante de los pacientes.


Los pacientes sabemos, mejor que nadie, cuáles son los problemas y las dificultades a los que nos enfrentamos día a día. Por eso es imprescindible que se conozca nuestra visión. Solo de esta forma acertaremos en la estrategia que se debe llevar a cabo y conseguiremos un SNS donde todos estemos satisfechos con su calidad y atención.

No hay que olvidar que los pacientes somos ciudadanos, por lo que también nos preocupa el gasto sanitario. No somos ajenos a que es cada vez más difícil asegurar el mantenimiento del sistema, de forma sostenible, y lo será más aún si no empleamos verdaderas políticas participativas, que den voz a todos los agentes.

Algunos todavía piensan que los representantes de pacientes somos personas beligerantes, que nos dedicamos a protestar sin tener ningún sentido de la responsabilidad, pero las asociaciones de pacientes hace mucho que dejamos de lado esa faceta. Queridos amigos, las asociaciones de pacientes cada vez estamos más profesionalizadas, cada vez participamos más en los espacios de decisión del SNS y, por eso, no debemos permitir que se tomen decisiones sin contar con nosotros. El funcionamiento de la Sanidad en España es posible gracias a distintos agentes, como médicos, enfermeros, políticos, funcionarios y, siempre, pacientes. ¡Solo unidos lograremos buenos resultados para todos!

Publicado el viernes, junio 15, 2018 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios

6/01/2018

La discriminación laboral que sufren las personas con diabetes es un tema desconocido para muchos, pero sobre el que llevamos un tiempo trabajando. En concreto, la Federación Española de Diabetes (FEDE) ha estado más de 2 años buscando soluciones definitivas a este problema a través de distintas vías.  En este tiempo, hemos conseguido grandes avances a nivel interno, logrando el posicionamiento a favor de nuestras peticiones de sociedades médicas y sociedades científicas, que han demostrado que los últimos avances permiten que las personas con diabetes puedan trabajar al mismo nivel que cualquier otra persona sin la patología; pero también de la mayoría de grupos políticos y de la sociedad en general.

A pesar de todo esto, vemos con mucha indignación cómo el Gobierno actual sigue sin actuar. Desde FEDE hemos trabajado intensamente, facilitando toda la información que se nos ha requerido. Ahora está en sus manos, con todo a favor, el eliminar una discriminación que sufrimos desde el año 1988, cuando se publicaron unos cuadros médicos de exclusión que impiden al acceso a las personas con diabetes a ciertos puestos de trabajo de la administración pública. 

Por el momento, solo hemos recibido excusas, largas y una última propuesta que aún no ha echado a andar de manera efectiva: la creación de una comisión para estudiar la situación.

Sinceramente, esta falta de resolución y acción han hecho que estemos perdiendo la paciencia. No hay explicación alguna para la falta de humanidad y de interés con la que se está tratando esta cuestión y que, en definitiva, muestra el abandono al que se enfrentan las personas con diabetes en nuestro país.

No obstante, nuestro ánimo sigue intacto y os puedo garantizar que no nos vamos a rendir. Por eso, desde FEDE hemos puesto en marcha la campaña #SOSDiabetes, que dio comienzo el pasado 24 de abril con una concentración de representantes de la entidad y pacientes con diabetes frente al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI). Este fue solo el primer paso, puesto que seguimos trabajando y en los próximos días nos reuniremos tanto con representantes del MSSSI como de los funcionarios públicos. Además, valoraremos si presentar una demanda contra la Secretaría de Estado de Función Pública, impugnando las bases de la próxima oferta de empleo público que, una vez más, excluirán a las personas con diabetes de los procesos selectivos para ciertos cargos. Desde luego, es triste tener que llegar a esto, pero nuestra convicción es firme y no vamos a dar ni un paso atrás. Por eso, os invitamos a entonar y compartir nuestro lema: #SOSDiabetes.



Publicado el viernes, junio 01, 2018 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios

5/25/2018



El sedentarismo y la mala alimentación tienen una influencia negativa sobre nuestra salud, las altas cifras de personas con obesidad y diabetes tipo 2 son su peor consecuencia. Promover hábitos saludables es fundamental para prevenir ambas patologías. Compartimos 5 hábitos fáciles de poner en práctica en tu día a día, que te ayudarán a cuidar tu salud y la de tu familia.

La epidemia mundial de obesidad y diabetes - que afecta tanto a adultos como a niños y niñas - es la peor consecuencia de unos hábitos cada vez menos saludables. Cambios activos de estilo de vida como son la adopción de una alimentación saludable y la práctica de actividad física son la clave para la prevención de ambas patologías, especialmente en las personas con predisposición genética a su desarrollo.

5 hábitos saludables para prevenir la obesidad y la diabetes tipo 2


El 70 % de los casos de diabetes tipo 2 se pueden prevenir con un estilo de vida saludable, fomentar hábitos saludables y transmitirlos a nuestro entorno es fundamental para la prevención:

1.   Alimentación saludable: el método del plato

Verduras, frutas, cereales integrales y proteínas deben formar parte de toda alimentación saludable. El Método del Plato Saludable de Harvard es una guía sencilla y muy visual que nos ayuda a escoger los alimentos adecuados y, lo que es también muy importante, en las proporciones adecuadas.

2. Camina cada día

Los expertos recomiendan la práctica de ejercicio de intensidad moderada como caminar, bailar o andar en bici durante 150 minutos a la semana (30 minutos / 5 días por semana). Visto así, y según el ritmo de vida actual, nos puede parecer difícil incluir la actividad física en nuestras rutinas. Esforzarnos en encontrar la manera de caminar cada día nos ayuda a mantenernos activos, además de mejorar nuestro bienestar y estado de ánimo.

3. Bebe agua

Cuando tengas sed, bebe agua, es la forma más saludable de mantenernos hidratados. Tomando agua estamos evitando otras bebidas fuente de calorías vacías: bebidas azucaradas, refrescos, bebidas alcohólicas (el Método del Plato ya hace especial hincapié en destacar el agua como bebida principal).

4. Crea tu rutina de sueño saludable

Dormir bien ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre, los trastornos del sueño se asocian con un mayor riesgo de obesidad, trastornos metabólicos y diabetes tipo 2. Leer, practicar ejercicio, mantener móviles y aparatos electrónicos fuera de la habitación durante el sueño, nos ayudarán a crear una rutina saludable para mejorar la calidad del sueño.

5. Mide tus niveles glucosa (especialmente si has tenido o tienes prediabetes)

Quizás no lo hayas hecho nunca, o no le prestes atención a tus niveles de glucosa en tus análisis periódicos de sangre. Pero conocerlos es importante para detectar índices irregularmente elevados, que pueden avisarte de una posible prediabetes (estadio previo a la diabetes tipo 2). Tomando medidas preventivas a tiempo esta prediabetes se puede revertir y podemos evitar la evolución a una diabetes tipo 2 irreversible.

Como dice el cardiólogo Valentín Fuster, “el corazón sirve para dar cantidad de vida, el cerebro, calidad de vida". Convenzámonos de que el cambio es posible y busquemos en nuestras rutinas la manera de incorporar hábitos saludables. Por pequeños que sean, siempre es un primer paso para darnos cuenta de que el cambio es posible.

Publicado el viernes, mayo 25, 2018 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios

5/18/2018

Hace unos meses pude debatir sobre diabetes con una famosa y reconocida endocrinóloga, y recuerdo que coincidimos en que el control de la diabetes se apoya en tres pilares fundamentales: medicación, alimentación y ejercicio físico. No obstante, después de estar un buen rato hablando, llegamos a la conclusión de que hace falta considerar un cuarto pilar del tratamiento: LA EDUCACIÓN.

Si los pacientes no tienen una buena educación diabetológica es muy complicado que puedan llevar un seguimiento adecuado de su patología. Da igual si se están tratando con las mejores insulinas o si llevan una  alimentación saludable. Todos los pasos que se dan para lograr cumplir con los objetivos terapéuticos y para controlar las complicaciones de la diabetes implican tomar una gran cantidad de decisiones a lo largo del día; y es evidente que, si los pacientes no tienen una formación adecuada, se corre el riesgo de no tomar las decisiones correctas, lo que puede tener un impacto negativo sobre la salud.

Cuando llegué a la Presidencia de la Federación Española de Diabetes (FEDE), el primer mandato que recibí de todas las federaciones autonómicas fue el de lograr el reconocimiento, como una especialidad en sí, del Enfermero Educador en diabetes. Sobre este punto, las administraciones sanitarias no han reaccionado como se esperaba y, en la actualidad, la única vía de reconocimiento para estas profesionales es una acreditación formativa, aunque sabemos que se merecen mucho más.

Por eso, no nos hemos rendido, y desde FEDE estamos liderando un equipo de trabajo, con gran parte de las organizaciones implicadas en el ámbito de la Enfermería y la diabetes, para definir con detalle el perfil del Enfermero Educador, que esperamos sea considerado y reconocido pronto por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI).  Una vez logrado esto, el siguiente objetivo será conseguir que todos los hospitales y centros de Atención Primaria cuenten con plazas para enfermeros de esta especialidad.

El papel y el trabajo que en España realiza este colectivo es, posiblemente, uno de los más importantes y que más directamente está implicado en la calidad de vida de las personas con diabetes. Por esta razón, quiero aprovechar la celebración reciente del Día Internacional de la Enfermería (12 de mayo) para poner en valor su trabajo y darles mi agradecimiento más sincero.

Publicado el viernes, mayo 18, 2018 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios

5/11/2018




El sobrepeso es un importante factor de riesgo para la diabetes tipo 2. Un aumento de grasa general, y más concretamente de los depósitos de grasa visceral y ectópica (grasa abdominal) está específicamente asociado con la resistencia a la insulina. Este exceso de grasa provoca un aumento de los niveles de glucosa en sangre que caracteriza la diabetes tipo 2. 

El sobrepeso y la obesidad son importantes factores de riesgo para la diabetes tipo 2 – junto a la edad, la predisposición genética y el sedentarismo. La evolución de obesidad a diabetes tipo 2 se debe a un fallo progresivo de la producción de la insulina que coincide con un progresivo aumento de la resistencia a la insulina, lo que provoca un aumento de los niveles de glucosa en sangre.

Cuando una persona tiene sobrepeso u obesidad su cuerpo necesita producir más insulina para llevar la glucosa a las células que forman su tejido adiposo y el páncreas tiene que producir más insulina para mantener la glucosa en sangre dentro de los niveles normales. Este sobreesfuerzo provoca fatiga en el páncreas y la consiguiente reducción de capacidad de producción de insulina.
El exceso de peso puede producir una resistencia a la insulina, las células reducen la sensibilidad, no responden a la insulina y la glucosa no puede entrar en ellas. Un aumento de grasa general, y más concretamente de los depósitos de grasa visceral y ectópica (grasa abdominal) está específicamente asociado con esta resistencia a la insulina.
Las personas con sobrepeso pueden convivir durante años con niveles elevados de glucosa y , si no es detectada a tiempo, el silencioso avance de la diabetes tipo 2 puede dañar diversas estructuras del organismo. Entre las complicaciones más frecuentes de la diabetes tipo 2 están la hipertensión arterial, la enfermedad renal y las enfermedades cardiovasculares (las personas con diabetes tienen un riesgo más alto detener un derrame o ataque al corazón, principales causas de muerte en personas con esta patología).



Prevenir la aparición temprana de la diabetes tipo 2

Reducir el sobrepeso y reducir la grasa localizada en la zona abdominal es vital para reducir la probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2, especialmente en personas con predisposición genética a su desarrollo, para ello se recomienda:

     Aumentar la actividad física. Los expertos recomiendan la práctica de ejercicio de intensidad moderada como caminar, bailar, andar en bici… durante 150 minutos a la semana. (30 minutos/5 días por semana).
     Seguir una alimentación saludable: preferencia de frutas y verduras, evitando productos ricos en azúcar y grasas saturadas: bebidas azucaradas, alimentos procesados y alcohol.
     Controlar el peso y reducir la grasa localizada en la zona abdominal.
     Beber agua.
     Mantener una buena calidad del sueño.
     Evitar el estrés.
     Apoyarnos en herramientas digitales de prevención

Publicado el viernes, mayo 11, 2018 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios

5/04/2018



En esta ocasión me dirijo a vosotros en relación a la concentración que llevamos a cabo el pasado 24 de abril, frente al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en Madrid, bajo el lema #SOSDiabetes.

Tal vez os preguntaréis por qué decidió la Federación Española de Diabetes (FEDE) organizar ese día esta concentración y qué era lo que se reivindicaba en ella. Respondiendo a la primera pregunta, el principal motivo fue que, precisamente el 24 de abril, se reunían los todos los consejeros de Sanidad de nuestras Comunidades Autónomas, además de la ministra de Sanidad, Dolors Monserrat, en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS). Y nos pareció una ocasión perfecta para que todos ellos escucharan las quejas que los pacientes con diabetes tenemos.

Los datos nos dan la razón porque, según la Federación Internacional de Diabetes (IDF, según sus siglas en inglés), en España mueren 25.000 personas de diabetes al año. Si echamos  cuentas, eso equivale a 70 fallecimientos al día por esta enfermedad, una cifra espeluznante. Además, según el último dato facilitado por CIBERDEM, tenemos más de 1.100 nuevos diagnósticos de diabetes tipo 2 al día, lo que significa casi 400.000 personas al año. Y, por último, un dato algo más conocido: en España hay casi  6 millones de pacientes con diabetes.

Pero a pesar de estas cifras, y con esto comienzo a dar respuesta a la segunda cuestión, llevamos desde el año 2012 sin que se reúna el comité técnico de la Estrategia en Diabetes del SNS y, por consiguiente, sin un plan de trabajo concreto que ataje el sufrimiento o mejore la calidad de vida de los pacientes. Pedimos que este comité se convoque y comience a trabajar, y para ello, además, desde FEDE hemos solicitado, en 1 año, más de 20 peticiones de reunión con la ministra de Sanidad.  A pesar de esto, hasta la fecha, seguimos sin recibir respuesta.

Nuestra segunda petición es recordar ante los poderes públicos que nuestro colectivo sigue sufriendo discriminación laboral a la hora de acceder a la Oferta de Empleo Público, a pesar de contar con el apoyo y los avales por escrito de numerosas Sociedades Científicas, que acreditan avances médicos y científicos en el campo de la diabetes. También contamos con el apoyo de todos los grupos políticos; sin ir más lejos, la última iniciativa del Grupo Popular del Senado sobre este tema se aprobó por unanimidad. Pero seguimos igual, y todo por unos cuadros médicos de exclusión de hace 30 años que, por dejadez, no han sido actualizados.

Por último, y esta fue nuestra tercera demanda, creemos que hay que poner el foco sobre las nuevas tecnologías para el control de la diabetes, porque, a pesar de que facilitan el control de la patología, no están incluidas en la Cartera Básica de Servicios Sanitarios, aunque sí en algunas Comunidades Autónomas de forma aislada, los sistemas de monitorización continua de glucosa y los sistemas flash. Somos, junto con Grecia, el único país de Europa que no financia estos sistemas.

Resumiendo, amigos, desde la Federación Española de Diabetes creemos que tenemos razones de sobra para denunciar el abandono que sufrimos por parte de las administraciones sanitarias y, por eso, con el mandato de todos los presidentes de las federaciones, hemos decidido iniciar la campaña #SOSDiabetes y movilizarnos hasta conseguir que esto se resuelva.

Gracias a tod@s por vuestro apoyo y ánimo. Espero que, con el trabajo de todos, podamos conseguir que se respeten nuestros derechos como pacientes y como ciudadanos.



Publicado el viernes, mayo 04, 2018 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios

4/27/2018



Algunas profesiones conllevan una mayor dificultad para llevar un estilo de vida saludable, lo que pone a muchos profesionales en riesgo de desarrollar obesidad y diabetes tipo 2. Los sectores más vulnerables comienzan a concienciarse de esta realidad y promueven planes para fomentar hábitos saludables. ¿Cuáles son estas profesiones? ¿Qué programas implementan?
La gestión de la salud se ha convertido en una prioridad de muchas organizaciones que implementan programas para fomentar hábitos saludables. Los beneficios de los planes de salud en la empresa son muchos tanto para empleados como para la empresa. Un entorno de trabajo saludable mejora la salud y la calidad de vida de los empleados, fomenta la motivación y mejora el clima laboral, reduce el absentismo y las bajas laborales y, en definitiva, incrementa la productividad de la empresa.

Algunas profesiones conllevan unas condiciones laborales con mayor dificultad para seguir hábitos saludables. Según un reciente estudio, las profesiones que se vinculan a un mayor riesgo obesidad tienen en común una serie de factores como trabajar en un espacio de trabajo reducido que limita la movilidad, la falta de actividad física regular o la inestabilidad de horarios. Como consecuencia, malos hábitos como el sedentarismo y una alimentación no saludable ponen a estos profesionales en riesgo a desarrollar obesidad y diabetes tipo 2.



Prevenir obesidad y diabetes tipo 2 en los sectores más vulnerables


Siendo el de los transportistas un colectivo vulnerable, este sector se está concienciado de la importancia que tiene la prevención y se empiezan a implementar iniciativas dirigidas a mejorar la salud de los empleados. Como el caso de la empresa vallisoletana Tandem, que ha lanzado un reto entre sus trabajadores: aquellos que bajen un mínimo de 10 kilos en un año (y lo mantengan), recibirán una compensación económica.

Al prevenir la obesidad estamos previniendo la diabetes tipo 2 e incidiendo sobre una de las principales causas de absentismo laboral: la obesidad.


Otra empresa destacada, en este caso de viajeros, es la Sepulvedana, que consciente del problema de salud que amenaza a sus empleados ha implantado diferentes acciones de promoción de la Salud por las que además ha sido galardonada con el Premio Pyme Más Saludable.

Plan de prevención para los transportistas guipuzcoanos

En Guipúzcoa, la Fundación Guitrans Fundazioa ha firmado un acuerdo con Patia para prevenir la obesidad y la diabetes tipo 2 entre los transportistas guipuzcoanos. El objetivo de este acuerdo es hacer llegar el plan de prevención DIABETESprevent a todos los empleados del sector.

DIABETESprevent, es un innovador programa que combina herramientas genómicas (test de riesgo genético) con herramientas digitales motivadoras de un estilo de vida saludable:
- El test genético que indica la predisposición genética a la obesidad y la diabetes tipo 2  (a partir de una muestra de ADN tomada de la boca).
-Herramientas digitales que facilitan la adopción de hábitos de vida saludable: incluye una aplicación móvil que proporciona semanalmente un menú personalizado con más de 4.500 platos y cuenta con un podómetro sincronizado con la app para registrar la actividad física diaria.


Implementar programas de prevención en la empresa es elemental para prevenir la obesidad y la diabetes tipo 2, especialmente en profesiones cuya actividad aumenta el riesgo a su desarrollo.

Publicado el viernes, abril 27, 2018 por Federación Española de Diabetes (FEDE)

Sin comentarios