Pasado ya el ecuador del año, no puedo hacer otra cosa que pensar y mirar hacia atrás y ver cómo arrancamos 2017, con decenas de proyectos por poner en marcha, todos grandes eventos, quizás muy ambiciosos, pero que desde la Federación Española de Diabetes (FEDE) sabíamos que debíamos organizar por la responsabilidad que se tiene para con los más de 5 millones de personas con diabetes a los que representa FEDE. Pero este año me remonto siempre mucho más atrás, concretamente a 2014, cuando recién elegido presidente de FEDE, me dirigí a todos los presidentes de la federación, para trasladarles mi deseo de seguir construyendo todos juntos y unidos una entidad que velara, en todo momento, por los intereses y la calidad de vida de nuestro colectivo. 

Pues bien, hoy puedo decir que ese deseo lo veo cumplido. Y no porque estén todas las necesidades de nuestra gente cubiertas, sino porque hoy puedo afirmar que FEDE cuenta con una Asamblea conformada por un grupo de hombres y mujeres ilusionados, defendiendo algo que siente como suyo: defendiendo a FEDE. Y cada uno lo hace con su estilo, con sus tiempos y desde su CC AA.

Así, por ejemplo, mi amigo Fernando, lo hace informándonos de las últimas noticias que van saliendo sobre diabetes; Aureliano, mi gran compañero, extrayendo cualquier dato o documento para contextualizar un determinado hecho; Antonio, recién incorporado a FEDE, con muchas ganas e ilusión por seguir trabajando por los pacientes; y Juantxo, con sus mensajes motivadores, siempre claro en lo que quiere expresar.

Y qué decir de Silvia, mujer entusiasta con los proyectos impulsados por FEDE; o de mi amiga Maripaz, muy prudente, pero firme en sus convicciones de defensa de FEDE. Tampoco puedo dejar de nombrar a personas como Manuela, siempre oportuna para darnos grandes consejos por su enorme experiencia; a mi amigo Paco, en Andalucía, un gran presidente que lucha sin descanso por su gente; y a Julián, que siempre aporta su visión sobre los temas que debatimos.

Por su parte, mi amiga Belén, excelente mujer y siempre con una sonrisa, este año ha logrado aumentar sus asociaciones, haciendo más fuerte a FEDE; mi paisana Juncal destaca por su discreción y por estar siempre dispuesta a trabajar; al igual que José Antonio, un hombre con las ideas muy claras sobre la realidad de la diabetes en España; o nuestro recién incorporado a FEDE, Francesc, lleno de energía y con enormes ganas por hacer grandes cosas. Y por último, me gustaría nombrar a personas como a mi querido Vázquez, por ser un hombre al que todos le debemos agradecer su trabajo de todos estos años; a mi amigo Illescas, que destaca por estar siempre dispuesto a todo lo que se le proponga, muy leal y gran luchador por los pacientes; a Paco, de Asturias, enormemente solidario con otras causas y muy implicado con los niños y las colonias; y finalmente a mi amiga Juani, una mujer de gran corazón, y que sufre cuando las cosas no salen como a ella le gustaría.

A todos vosotr@s os doy las gracias por cada frase, por cada comentario y por cada recomendación que escribís y compartís con FEDE. Es una gozada leeros y sentir la ilusión por lo que hacéis y el orgullo que tenéis y sentís por ser FEDE. Es por ello que los éxitos que la entidad pueda lograr son vuestros éxitos, porque sin vosotros, nada sería posible.

¡Muchas gracias, feliz verano y os espero a la vuelta en nuestro I Congreso Nacional en septiembre!