Hoy tengo que confesar que estoy nervioso y con muchas ganas de que llegue el 8 de septiembre, fecha en la que celebraremos el II Congreso de la Federación Española de Diabetes (FEDE), en Sevilla. Después de muchísimo trabajo y de la colaboración de muchas personas, ya tenemos todo preparado y estamos seguros de que lograremos un resultado espectacular

Además, estamos satisfechos de poder anunciar que hemos logrado un lleno completo, teniendo que cerrar el plazo de inscripciones más de un mes y medio antes del encuentro.

Y os cuento esto porque la celebración del II Congreso FEDE es una gran oportunidad para reivindicar el valor del trabajo de las asociaciones de pacientes y la labor de todos los voluntarios que, en silencio y muchas veces con escaso reconocimiento, demuestran sus ganas de ayudar.

En este sentido, me gustaría resaltar el caso del movimiento asociativo de personas con diabetes en Sevilla y, a nivel general, en Andalucía, su valor y la importancia de todo lo que aporta a los pacientes y a la ciudadanía. Hace ya un par de años escribía que las Comunidades Autónomas con mejor representación de pacientes y mejores asociaciones tienen una mejor Sanidad; y esto no es casualidad, sino el resultado de un buen trabajo.

Pero también quiero destacar una cuestión a la que dedico buena parte de mi tiempo como presidente de FEDE, y es que es muy importante estar unidos como federación y también a la hora de elaborar estrategias de trabajo para reivindicar los derechos de las personas con diabetes. Debemos defender mensajes comunes y entender que, si queremos respeto y ayuda, solo lo conseguiremos desde la unidad.

El próximo 8 de septiembre será un estupendo momento para que veamos que no estamos solos, y que esta federación la formamos más de 170 organizaciones de toda España. Esta unión nos hace muy fuertes y ha contribuido a que consigamos el respeto de los representantes políticos y la administración pública.

Amig@s, el día de nuestro II Congreso FEDE nos veremos en persona y podremos conocernos mejor, escuchar nuestros problemas e inquietudes y comprobar que somos la mayor organización de pacientes de España. Demostremos esa unidad, porque juntos, somos mejores y más fuertes.